Sabemos que tenemos que tenemos que cuidar nuestra piel y que es muy importante mantenerla hidratada pero ¿qué necesita para un cuidado adecuado?

En este post te damos 5 tips que no puedes olvidar a la hora de realizar la compra de un cosmético para el rostro:

 

  1. Saber que tipo de piel tenemos.

A grandes rasgos existen 6 tipos de pieles: normal, grasa, seca, mixta sensible y madura o bien si tenemos una piel con enfermedades como erupciones, rosáceas, picores, atopía, lesiones pigmentatorias, brotes acnéicos, etc.

Es necesario que sepamos nuestro tipo de piel para poder acertar con el cosmético.

 

  1. Realizar un diagnóstico profesional.

Este tipo de diagnósticos permite una evaluación más precisa de nuestra piel y permite detectar de manera más inmediata las alteraciones cutáneas ya que analiza el tamaño y profundidad de las arrugas, las manchas visibles, las escondidas, las alteraciones de los niveles de hidratación o el grado de oxígeno.

 

  1. Saber qué ingredientes son eficaces para proteger la piel

 El cambio climático es uno de los elementos que más afecta a nuestra piel: el aumento de temperaturas, la exposición solar y el crecimiento de las cotas de polución.

Por lo tanto es importante reforzar la hidratación diaria con péptidos, y fórmulas que combinen físicos y químicos a la hora de prevenir mancha. Para contrarrestar la contaminación son importantes los antioxidantes ricos en vitaminas E, C y B.

 

  1. ¿Sérum, crema, fluido, loción… qué textura elijo?

 Una de las textura más efectivas son los sérums ya que son cosméticos muy concentrados en principios activos formulados para conseguir una mayor penetración en el menor tiempo posible.

 

 

  1. Saber qué quiero mejorar

Es muy importante que tengamos claro qué nos gustaría mejorar de nuestra piel. Por ello es muy importante poder transmitir al profesional tus necesidades.

Para saber qué se quiere mejorar hay que identificar qué ingredientes clave necesita.