m2brows_key_visual_rgb

Los médicos especializados en estética trabajan a diario para conseguir tratamientos con resultados satisfactorios para sus pacientes. El paso por la clínica estética se convierte para muchos (sí, cada vez hay más hombres) en un regalo personal. Un cuidado único y exclusivo que reservamos para reencontrarnos con nuestra belleza en una época donde palabras como crisis y estrés ocupan gran parte de nuestra vida.

Afortunadamente, el afán de innovación, la profesionalización y el esmero de los médicos estéticos propician que cada vez haya tratamientos que nos permitan disfrutar del momento y también disfrutar de sus resultados de una forma totalmente visible, consiguiendo el maravilloso efecto de sentirnos más a gusto con nosotros mismos, borrando las pruebas más antiestéticas del paso del tiempo.

Dentro de estos tratamientos, destacamos los que se centran en el tercio superior del rostro, desde los pómulos hasta la zona de crecimiento del cabello, la zona que focaliza la atención de nuestros interlocutores y que desvela cuánto nos hemos cuidado en los años precedentes.

En España contamos con grandes profesionales que trabajan para estar al día de las novedades y que se esfuerzan para ofrecer a sus pacientes los tratamientos médicos y cosméticos idóneos

Una vez tomada la decisión de cuidarse si se opta por la Medicina Estética resulta imprescindible buscar un profesional reputado que nos dé total seguridad y confianza. En España contamos con grandes profesionales que trabajan para estar al día de las novedades y que se esfuerzan para ofrecer a sus pacientes los tratamientos médicos y cosméticos idóneos para solucionar sus inquietudes estéticas. La satisfacción del paciente es su recompensa.

En esa búsqueda de la plena satisfacción del paciente, cuando el doctor Planet, tras una valoración unitaria del rostro, sugiere un tratamiento con toxina botulínica para borrar las líneas de expresión, tratamientos con vitaminas o con infiltraciones no se olvida de las cejas y las pestañas. Dada la importancia que le da a la mirada, el doctor completa los tratamientos que hace en su consulta en muchas ocasiones con la prescripción de M2 Eyelash Activating Serum o M2Brows Renewing Serum, para “que se potencie el efecto final del resultado”.

“Estéticamente, las cejas y las pestañas consiguen dar una profundidad a la mirada”

La razón que da para complementar sus tratamientos médico-estéticos con estos productos de alta cosmética es que “la principal fuente de atracción de un rostro es la fuerza de las cejas y las pestañas. El hecho de que estén bien cuidadas, definidas y realzadas es muy importante porque esto va a hacer que trasmita serenidad, descanso y profundidad en la mirada”.

En la misma línea, el doctor Galván, destaca que “estéticamente, las cejas y las pestañas consiguen dar una profundidad a la mirada” y hay que tratarlas para que el resultado de los tratamientos sea satisfactorio.

Porque hay una realidad inevitable: el factor edad. A partir de los 40-45 años se pierde densidad en cejas y pestañas. Cualquier tratamiento estético realizado en el rostro en esos años debe contemplar recuperar y mejorar cejas y pestañas para garantizar que el paciente obtiene unos resultados óptimos. Ya que, como afirma el cirujano plástico Alexander Aslani: “Las pestañas es lo que percibimos como expresión de la mirada (…). Hay sustancias que promocionan el crecimiento de las pestañas y esta es la solución más satisfactoria (…). Hay productos diferentes pero nosotros preferimos trabajar con M2 Beauté en pestañas y cejas porque nos da los mejores resultados, con los que los pacientes se quedan muy contentos”.

Un tratamiento de medicina estética complementado con la alta cosmética de M2 Beauté es sinónimo de éxito reflejado en la satisfacción del paciente. En definitiva, una bella alianza.